-Extremidad Inferior
 
- Bienvenidos a Anatómica 10
Programas de las Asignaturas
***ENLACES DE INTERÉS
*** VIDEOTECA
***O S T E O L O G Í A
-Esqueleto Axial
-Columna Vertebral
-Costillas y Esternón
-Extremidad Superior
-Cintura Escapular
-Húmero, Cúbito, Radio y Mano.
-Extremidad Inferior
-Hueso Ilíaco o Coxal.
-Fémur
-Tibia y Peroné
-Pié.
***A R T R O L O G Í A
-Articulaciones del esqueleto axial.
-Articulaciones de la extremidad superior.
-Articulaciones de la extremidad inferior
***M I O L O G Í A
-MM que actúan sobre la columna.
-MM que actúan sobre la articulación escápulo humeral.
-MM que actúan sobre la articulación del codo.
-MM que actúan sobre la muñeca/mano/dedos.
-MM que actúan sobre la articulación coxofemoral.
-MM que actúan sobre la articulación coxofemoral y la rodilla.
-MM que actúan sobre la articulación del tobillo y el pié.
***A N T R O P OM E T R Í A
*** SISTEMA NERVIOSO
***PATOLOGÍAS RELACIONADAS
CINTURA PÉLVICA Y MIEMBRO INFERIOR. (Mauricio Ramos)

En este módulo trataremos la anatomía descriptiva y funcional de la cintura pélvica y del miembro inferior.

Para tal fin, describiremos en primer lugar los reparos anatómicos referenciales de cada pieza ósea, a fin de tener conocimientos de base para luego volcarnos de lleno en lo que será la descripción minuciosa y detallada de todos los aspectos relevantes de la anatomía descriptiva y funcional de la cintura pélvica y de los miembros inferiores.

Pero…… ¿Qué es un reparo anatómico? Es una pregunta necesaria y muy simple de contestar. Los reparos anatómicos son sectores del cuerpo humano que nos servirán como referencia para detectar inserciones musculares, zonas, regiones, etc. o bien para hacer mediciones.

Distinguimos dos tipos de reparos anatómicos, los blandos y los duros. Serán blandos aquellos que no tengan relación ósea o un soporte óseo subcutáneo, por ejemplo la nariz, las orejas, las mamas, etc. Los duros serán las porciones óseas subcutáneas y por ende palpables, por ejemplo el acromion, el olécranon, la base de la rotula, los maléolos, etc.

Comenzaremos, pues, refiriéndonos al hueso coxal, para luego continuar analizando los huesos fémur, tibia, peroné y finalmente los huesos del pié.

Estos conocimientos nos permitirán adentrarnos luego en el análisis de las articulaciones que relacionan entre si a estos huesos, con su respectivo sistema ligamentario y el sistema muscular que movilizará a dichas articulaciones.

Iniciamos entonces con la descripción osteológica.